Bankia, el banKo que financié y que ahora me cobra más comisiones

Razones para no ser banKero

Razones para no ser banKero.

Me dice T. que lo que ha ocurrido con la creación del supermegabanKo Bankia es demencial. Yo la verdad es que sólo he seguido muy por encima el tema porque vivo en el extranjero, y eso que tengo cuenta en Caja Madrid. Tan por encima que un día mi madre me dijo al teléfono que probara a entrar en Internet a mi cuenta de Caja Madrid porque ésta había desaparecido por un banKo con K en el nombre, como suelen escribir los okupas y los antisistema, y que además, hacía pocos días que me había llegado una carta de bienvenida de Rodrigo Rato, a quien no tengo el gusto (o disgusto) de conocer. Una carta, en la que por un lado me saludaban y por el otro me mencionaban la nueva lista de comisiones. Así tal cual. Unas comisiones que, está demás decirlo, son mayores a las que aplicaba Caja Madrid.

Así, me enteré de que Bankia es un conglomerado de cajas de ahorros (Caja Madrid, Bancaja y otras cajas secundarias con nombres de provincias españolas) que hasta hace poco estaban a punto de irse a la mierda. Entonces, dice mi amigo T., no se les ocurre a estos banKeros otra cosa que dar el golpe de gracia aprovechando la coyuntura de debilidad y de reformas rampantes que se anuncian a los cuatro vientos desde los círculos políticos. Lo que han hecho es un movimiento maestro tan infame como exquisitamente genial que le hace a uno ponerse blanco del susto.

Resulta, prosigue T., que durante estos últimos años las cajas mencionadas empezaron a experimentar una situación económica insostenible. Unos dicen que porque la crisis les influyó como a todos los ciudadanos de a pie; yo digo que porque se pasaron de listos y se hicieron insolventes por su propia avaricia. El caso es que las cajas no se podían dejar quebrar y lo que se les ocurrió fue salvarlas con la pasta de todos nosotros, sí, de los que siempre salvamos el culo a los que nos meten en problemas: los ciudadanos. El proceso se denominó: recapitalización de las entidades financieras y tuvo su pistoletazo de salida ni más ni menos que en el Consejo de Ministros (¡gracias PSOE, gracias Zapatero!) con la excusa de que era menester reforzar el sistema financiero (¡qué curioso que siempre haya que reforzar SU jodido sistema financiero y no el nuestro, el de la gente sencilla!). Conforme a este proceso de recapitalización, es decir, de inyección de pasta, diseñaron y aplicaron la estrategia siguiente: tenemos cajas de ahorros al borde de la quiebra, las unimos, les inyectamos pasta de todos los contribuyentes y creamos un nuevo banKo (ya no una megacaja), durante cuyo proceso de creación aprovecharemos para cambiar el contenido de los contratos de sus clientes. Ahora, fíjate, nos cobran más comisiones. Ahora, un banKo financiado con mi dinero, me cobra a más comisiones. Y todo ello con la connivencia de los políticos.

Por tanto, concluye T., todos los ciudadanos deberíamos tener claro lo siguiente:

  • El sistema financiero (con banKeros, especuladores, financieros, aseguradoras, agencias de calificación, etc.) está diseñado para la obtención de beneficios incluso en momentos de crisis.
  • Crisis que son ocasionadas por ellos mismo, los actores del mundo económico que no somos ni seremos nunca tú o yo.
  • Crisis que salvaremos siempre tú y yo y todos nuestros conciudadanos de clase media o baja.
  • Crisis ocasionadas por la avaricia obscena de los que mueven los hilos de la economía, no por nadie más.
  • Crisis diseñadas y programadas para que ellos salgan aún más enriquecidos o, en su defecto, para reforzar los mecanismos políticos, legales y financieros que les garantizan el enriquecimiento.
  • El nuevo sistema de esclavitud del siglo XXI es el endeudamiento.
  • Endeudar a la población es como poseer su alma.
  • La población endeudada es una nueva clase social y esclava.
  • Todo lo que pueda producir la clase endeudada no les pertenece a éstos, sino que su enriquecimiento queda monopolizado por los acreedores, que son los de siempre.

Así que, me dice, ¿por qué la gente no cambia de banKo cuando éste le cambia las condiciones contractuales, como haríamos si esto lo hiciera cualquier empresa de servicios que tenemos contratada? Porque para muchos es un coñazo tener que cambiar la domiciliación de la nómina y de los demás recibos, proceso que muchas veces por incompetencia o por mala fe del empleado de turno del banKo no se realiza correctamente y conlleva situaciones indeseables como la devolución de recibos y los recargos por atraso en los pagos, etc., le respondo yo. Pero para comprar un coche, prosigue T., sí que vamos diez, mil, las veces que haga falta a los concesionarios a probarlos y a consultar y comparar precios, prestaciones, características; y para comprar ropa o bisutería visitamos diferentes tiendas con el fin de encontrar el producto que más nos conviene. ¿Por qué no hacemos eso mismo cuando nuestro banKo de repente decide timarnos todavía más que antes?

Pues sí, respondo yo, deberíamos hacerlo. Salir a comparar las condiciones y las comisiones de los productos banKarios debería ser una obligación de todo ciudadano. Al menos para que no se nos quede cara de gilipollas cuando veamos las comisiones descontadas en nuestra cartilla.

Y además nos insultan con spots publicitarios como éste:

Aunque algunos afortunadamente saben leer entre líneas y sacan a relucir la verdad:

***

Adenda

Edit: en el blog de Tercera Opinión también hacen una crítica a BanKia y a todo lo que hay detrás.

Edit: página en la que se listan las comisiones más importantes de BanKia, ya que en la página web de BanKia son imposibles de encontrar y la carta que recibí de Rodrigo Rato me queda a unos 9000 km de distancia y no la puedo escanear.

Edit: otra reflexión, muy acertada a mi parecer, sobre BanKia y su nueva línea propagandística “Hazte bankero” en el blog www.hijosmarrones.com :

Esto es ser un Bankero

Esto es ser un Bankero. Tomado del blog http://www.hijosmarrones.com.

Edit: llevo un par de días intentando encontrar la lista de las comisiones en la página web de Bankia sin ningún resultado. Curiosamente, hay un enlace en la parte inferior de la página que se llama “Tarifas” pero que al pincharlo abre una ventana emergente que enlaza con la página de inicio del banKo. ¿Alguien sabe dónde encontrarlas?

Edit: más reacciones y motivos para mandar a paseo a Bankia en este artículo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Velencia en el que, además, se mencionan también las cuotas de varias comisiones que entran ahora en vigor para el 1 de agosto.

Publicado en Economía | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Verano aburrido en la redacción de El Mundo online

Noticia de El Mundo online

Noticia de El Mundo online

— Vamos a echarnos unas risas.

— ¿Lo pones tú o lo pongo yo?

— Ya está puesto.

— Yeah!

***

[Edit: el usuario de Menéame vampriuzo ha observado agudamente que la primera noticia, arriba a la derecha izquierda, dice: «Casi la mitad de los niños españoles tiene sobrepeso» y luego, en el resumen de abajo afirma «El 26% de los niños tiene sobrepeso…». Gracias, esto también tiene su intríngulis. ¿Será el calor?]

Publicado en Internet | Etiquetado , , | 10 comentarios

El éxito del #19-J y (de nuevo) los medios de comunicación

Lo que sigue a continuación es una transcripción de una charla que mantuve con mi amigo T. acerca de la manifestación del #19-J y su repercusión en ciertos medios de comunicación.

T.: Oye, ¿qué te pareció la cobertura de los medios esta vez con la manifestación del #19-J?

Yo: Lo mismo que con el #15-M, la misma desgana voluntaria por contar unos acontecimientos históricos en España (porque estoy seguro de que a esta altura ya se pueden considerar históricos) y que se están reflejando en otros países del mundo. Algo por lo que de verdad me siento orgulloso de ser español. ¿Tú viste la manipulación de Telemadrid con las protestas frente al Parlament catalán?

T.: ¿Te refieres a éstas imágenes?

Yo: Sí, me refiero a esas imágenes y a las disculpas de hoy, que también se las traen:

T.: Mira como empieza: «¿saben lo que es la fe de erratas?». Si se dirige a la audiencia como si ésta fuera gilipollas empezamos mal, muy mal. Es vergonzoso que un periodista tenga que disculparse ante las cámaras por haber dado una información falsa, pero parece que a esta señora, María López por más señas, no sólo no le afecta, sino que aprovecha la ocasión para aleccionarnos con el más maternal de los tonillos sobre qué es una fe de erratas. Si pone en duda que sus telespectadores sepan qué es una fe de erratas, entonces es que está convencida del bajo nivel cultural de éstos. Pero puede que tenga razón: quien vea estos programas de Telemadrid (hay otros que se salvan, no voy a tirar a la hoguera a los 1200 trabajadores de la televisión pública madrileña) no puede tener un nivel intelectual muy elevado.

Yo: Cuidado que estás insultando a mucha gente.

T.: No les estoy insultando, sino definiendo, que es bien distinto. Cada uno es libre de poner el canal de televisión que quiera y Telemadrid ofrece desde que el PP está en el poder, una televisión de mierda y manipulada hasta unos niveles inaceptables que insultan la inteligencia de cualquier persona (culta o no) que tenga un poco de sentimiento crítico. Además, más insultado me siento yo con la forma que tiene María López de dirigirse a la audiencia. Que parece que somos todos tontos menos ella.

Yo: Estoy de acuerdo.

T.: Pero sigamos analizando sus palabras. María López dice: «el pasado jueves cometimos un error». Quédense con la primera persona del plural en su discurso.

Yo: Es obviamente un plural mayestático que suele utilizarse en la redacción de textos cultos o en discursos serios. También en la tele. No le veo el problema.

T.: Puede, pero a continuación afirma: «pero no fue Telemadrid quien metió esas imágenes, sino yo», para a continuación deshacerse en un discurso emotivo de lo injusto que sería criticar a toda la casa en la que trabajan unos 1200 trabajadores por un error que ha cometido ella. Pero sigo: «lo que no puede ser es que cada error que se sale en antena sea jugando con el pan de estos 1200 trabajadores, y en esta ocasión el error fue mío». Señora López, lo que no puede ser es que durante sus disculpas por un error claro y malintencionado suyo usted esté exhortando a los que la criticaron o criticaron Telemadrid que lo hagan de la manera que a usted le parezca. Es cierto que entre esas 1200 personas habrá muy buenos profesionales, muchos seguro que mejor que usted, y estoy convencido de que además habrá muchos de ellos que se juegan el puesto de trabajo por ser imparciales y justos a la hora de informar en una casa como es Telemadrid.

Yo: Es que hasta en las disculpas aprovecha para defenderse atacando a quien critica, es alucinante. Telemadrid ya tiene una fama, ganada a pulso que hace que la voz crítica sea cada vez más implacable contra sus manipulaciones y meadas fuera de tiesto. Tienen merecido el encono de sus detractores.

T.: Bueno, pues lo que en un principio parecía una disculpa, y tras esa emotiva arenga en pro del pan de los 1200 trabajadores de Telemadrid, la señora López aprovecha para volver a manipular, mentir, distorsionar, informar a medias y con fundamentos débiles. Vuelve a afirmar que la manifestación frente al Parlament fue violento, lleno de jóvenes que, gritando consignas del #15-M, atacaron con piedras, latas, botellas llenas de «arenas» a la policía, marcando esa jornada con la más pura violencia antisistema y perrofláutica.

Yo: Soy yo o dice textualmente María López en el minuto 0:45 «cuando ese día se cuestionaba el ideario del #15-M…». ¿Se cuestionaba el ideario del #15-M? Señores, primicia mundial, a la señora María López le ha traicionado el subconsciente y ha dicho lo que piensa sin tapujos y lo que burdamente pretendió criticar con imágenes manipuladas: pretendía cuestionar el ideario del #15-M. Que yo sepa, el ideario de un movimiento como el 15-M es el que es, que por cierto, con sus defectos, me parece bastante sensato y justo, pero otra cosa son los violentos (fueran topos de la policía o simples mastuerzos con ganas de quemar adrenalina), que por lo demás, fueron una minoría. Una cosa es que en una manifestación de corte pacífico haya unos pocos que prendan la mecha de la violencia, como fue lo que ocurró en Barcelona y donde además, los manifestantes se encararon contra los cuatro estúpidos que tiraron objetos a la policía, y otra muy distinta es una turba violenta y descontrolada con el único fin de destrozar mobiliario público y atacar a la policía, como ocurre por ejemplo tras ciertos partidos de fútbol. María López no sólo mezcla fotos de dos situaciones distintas que no se corresponden y además lo hace mal, sino que en lugar de decir cómo son las cosas (como debe ser el objetivo y la obligación de todo periodista), pretende que las cosas sean como ella quiere que sean.

T.: Muy buena observación. He visto el vídeo varias veces y no había caído en ello.

Yo: ¿Pero qué es lo que ese tipo que sale en las fotos, delante de un furgón de la policía, lleva en la mano derecha? ¿Seguro que es una piedra? Porque puede ser hasta una camiseta o un gorro o una bufanda hecha un gurruño. La foto es todo menos clara. ¿Y las botellas llenas de arena hay que creerlas porque ella lo dice? Hum, pues va a ser que no. O mejor: va a ser que ya no me lo creo, porque su credibilidad está más que cuestionada.

T.: Es más, han emitido 5 fotografías, y la primera es la única en la que se aprecia un acto violento: el chico que está lanzando una lata de Coca-Cola con la mano izquierda y sujetando algo en la derecha que, además, no está claro lo que pueda ser. Las cuatro fotografías restantes, aparte de que parecen extractos y no fotografías completas, no evidencian violencia de ningún tipo. ¿O es que es violencia ahora ponerse delante de un furgón de la policía para intentar pararlo? ¡Por favor, pero qué zafiedad!

Yo: Esta mujer no sólo es ella la única responsable del supuesto daño que pone en tela de juicio el pan de los 1200 trabajadores de Telemadrid, sino que es también la responsable de manchar el oficio periodístico y de ponerle la guinda esperpéntica a todo ello con semejantes disculpas. Debería irse por dos motivos: por inocente incompetencia (anda que las banderas de Grecia y el rótulo en griego en los escudos de los antidisturbios no se ven bien ni nada) o por intento de dolosa manipulación. Y añadiría también un tercer motivo: por no disculparse correctamente y reincidir en los motivos criticados mostrando nuevas fotografías que no informan de nada y menos de lo que ella pretende que informen.

T.: ¿Y qué decimos de la portada de hoy de La Razón?

Yo: Je, je. Ésta sí que es para mondarse de la risa. A primera vista parece una foto de la manifestación del #19-J con gente agolpándose frente a las Corts en Barcelona, pero es que a los internautas no se les pasa ni una y en seguida han descubierto que se trata de una manipulación tan burda como la que podría hacer un niño de cinco años. Aquí está la prueba:

Manipulación en la portada de La Razón (20/06/2011).

Manipulación en la portada de La Razón (20/06/2011).

Foto tomada de aquí.

T.: ¡Un señor sin cabeza, de por dios!

Yo: A mí lo que me alucina es cómo un periódico de tirada nacional que se presume serio se juega de forma tan estúpida su ya menoscabada reputación con semejante engendro de portada. ¡En portada, es que ni más ni menos que EN PORTADA! O es que la mano que les da de comer los tiene cogidos por los huevos o es que son unos ingenuos de mucho cuidado. ¿Pensaban que nadie se iba a dar cuenta? ¿Que semejante chapuza iba a colar? ¿Que nos lo íbamos a tragar?

T.: Lo bueno es que esta manipulación se denunció por Internet horas antes de que el periódico llegara a los quioscos.

Yo: La pregunta ahora es ¿qué hacemos con un periódico como éste, con la credibilidad por los suelos?

T.: Pero espera que aún hay más. ¿Recuerdas a María López de Telemadrid disculpándose por su error?

Yo: Obviamente.

T.: Pues mira cómo se disculpa La Razón por su error.

Yo: ¡Pero si no se disculpan! Es más, si el artículo lleva por título «La foto que nunca se manipuló». Y yo que veo a un hombre sin cabeza en dicha foto…

T.: Estoy seguro de que a pesar de todo, ni rodarán cabezas (ya lo hicieron en la foto), ni sus lectores dejarán de comprarlo. ¿Te convencen sus argumentos?

Yo: Pues no.

T.: Menos mal que aún nos queda Internet.

Yo: Menos mal.

El 19-J ha sido un éxito porque sacar a más de 200 000 personas (según El País y otros rotativos) de casa en toda España y en otras ciudades europeas para protestar por el Pacto del Euro, la crisis y la insostenible situación del pueblo frente a los recortes, la corrupción, la precariedad laboral y las demás lacras del presente siglo, y todo ello poco después de un mes del 15-M en donde también se consiguió un poder de convocatoria relevante, no puede entenderse como una anécdota insignificante. La gente vive con el agua al cuello. La gente está harta. La gente estamos desarrollando un pensamiento crítico nunca antes visto que debería preocupar a las clases de poder, un pensamiento que les hace cada vez más cuestionarse la información de los medios de comunicación o las palabras edulcoradas y bienintencionadas de los políticos. Lo que está sucediendo en España no es un coro de gritones mínimamente representado en los jóvenes camperos de las plazas españolas. Se está convirtiendo en un sentimiento común unido por un fin común en pos de un cambio necesario, un cambio por una realidad más justa para todos.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Experiencia personal en el extranjero I – Curiosidades sobre Colombia

Tengo 33 años y durante los últimos quince he vivido prácticamente diez años en diferentes países. La lista es la siguiente: más de cinco años en Alemania, un año en Italia, año y medio en Canadá y casi dos en Colombia. El otro día, hablando con mi amigo T., éste me propuso escribir sobre las particularidades que he encontrado durante mi estancia en los países que menciono. Me pareció una buena idea, así que empecé a hacer memoria y tomé algunas notas de mis recuerdos y anécdotas por estas partes del mundo con el fin de reflejarlas aquí.

He decidido empezar por el último país extranjero en el que he vivido, aunque debería decir, sigo viviendo: Colombia. No voy a entrar aquí en los motivos personales que me han llevado a pasar casi dos años en este magnífico país sudamericano. Voy a hacer una relación de aquellas cosas que he ido descubriendo yo solo con el tiempo, a través de conversaciones con amigos y conocidos, leído en la prensa o visto en la televisión. Algunas son halagadoras y otras no tanto. En cualquier caso no es mi intención menospreciar u ofender y, en absoluto ser una autoridad en todo lo que digo. Esta entrada comienza con la palabra curiosidades porque de eso se trata, de comentar aspectos particulares del país a modo de anécdota. No voy a centrar en dar datos estadísticos ni referencias absolutas. Esta entrada contiene apreciaciones personales más o menos contrastadas o contrastables; si alguien en los comentarios quiere y puede aportar datos que rebatan o apoyen lo que digo estaré encantado de editar la entrada para mejorarla. Bueno, allá vamos.

Bogotá

O también Bogotá Distrito Capital (D.C.) es la capital de Colombia y está situada a una altitud de aproximadamente 2600 m, lo que implica un 30% menos de oxígeno que a nivel del mar. Es, por tanto, la tercera capital ubicada a mayor altura en todo el mundo, superada sólo por La Paz (Bolivia) a 3600 m y Quito (Ecuador) a 2850 m. En mi caso, las dos primeras veces que llegué a Bogotá necesité algo más de dos semanas para dejar de sentir los efectos del mal de altura: sensación de ahogo, cansancio repentino, temblor de piernas, algo de dolor de cabeza, ligera apnea durante la noche y, en general, la dificultad de llevar a cabo cualquier ejercicio físico, incluso el más irrelevante como el de cruzar corriendo de una acera a otra. No obstante, ahora que llevo casi dos años aquí me sigue costando enormemente realizar esfuerzos físicos como jugar al baloncesto o hacer footing.

La temperatura media de Bogotá es de unos 15 grados durante todo el año debido a su baja latitud y las lluvias son muy frecuentes, hasta el punto de que casi no hay semana en la que no llueva algún día.

El censo de 2005 dice que en Bogotá hay más de 6,5 millones de personas, pero me cuentan que esa cifra se encuentra actualmente muy cerca de los 8 millones de habitantes, sobre todo debido a los desplazados de las zonas rurales inmersas en el conflicto entre la guerrilla, los paramilitares y el ejército.

La ciudad hermana de Bogotá en España es Cádiz.

Una forma de denominar a la persona oriunda de Bogotá es llamarle rolo/a, que es también el nombre del dialecto del español bogotano.

Bogotá no dispone de un sistema de alcantarillado apropiado, de modo que cuando llueve mucho (algo que ocurre bastante a menudo) las calles se convierten literalmente el torrentes de agua. Hay que tomar una serie de precauciones para no llegar empapado a casa: caminar por el lado alejado a la calzada vigilante al paso de los vehículos para evitar que éstos te duchen y, si vas conduciendo, llevar todas las ventanillas subidas, pues los buses del Transmilenio y las busetas suelen levantar mucha agua cuando circulan a tu paso.

Bogotá está dividida en barrios catalogados por estratos de riqueza que van desde el estrato 0 de pobreza absoluta hasta el estrato 6 calificativo de las rentas más altas. El pago de impuestos es progresivo y depende del estrato del contribuyente: cuanto mayor sea el estrato mayor es la cuota a pagar por ejemplo de agua, luz, gas, impuesto predial, etc.

Contrario a lo que ocurre en muchas capitales, donde el centro de la ciudad es también el centro de la vida cultural, turística y económica y donde es más deseable vivir, en Bototá el centro es, con pocas excepciones como La Candelaria, un área bastante descuidada cuyo estrato oscila entre el 1 y 4. Es en el norte de la ciudad donde vive la población más rica, es decir, de estrato 5 y 6, en barrios como Los Rosales o Usaquén.

El precio medio de un almuerzo normal (llamado corriente) es de unos 6000 pesos, lo que equivale a unos 2,5 euros. Éste almuerzo suele estar compuesto por una sopa de entrada, por ejemplo de ajiaco, plato principal, por ejemplo con arroz, pechuga a la plancha y patatas, bebida en forma de zumo (habitualmente mora, limonada, lulo o mango) y según el local, un pequeño postre en forma de porción pequeña de tarta.

El sistema de transporte

En Bogotá me llama mucho la atención la casi ausencia total de señales de tráfico y de rotondas, así como que en las autopistas muchas veces los carriles de desaceleración (de salida) o de cambio de sentido se encuentran a la izquierda.

En las pocas rotondas que hay en Bogotá he visto a menudo cómo los vehículos que circulan por la rotonda tienen que detenerse para dejar paso a los que se incorporan a ésta.

La forma de conducir no la puedo denominar de otra forma que temeraria.

Lo que en España podríamos denominar como autobuses, en Colombia se llaman de varias formas según la capacidad de viajeros del vehículo. Se encuentran así el bus, la buseta, el mircobus y la flota (autobús de rutas largas). Para ver cómo es cada vehículo visita esta página oficial de la ciudad de Bogotá.

Debido al gran número de vehículos que circulan por Bogotá, en 1998 se implantó un sistema de restricción del tráfico denominado pico y placa. Según este sistema, entre las 6 h de la mañana y las 20 h de la noche sólo pueden circular por la capital los vehículos privados cuyo último número de la matrícula no coincida con los números del día en cuestión. Por ejemplo, los números inhabilitados para los lunes son 9, 0, 1, 2. Esto quiere decir que sólo los vehículos cuyas matrículas terminan en los restantes números pueden circular por la ciudad durante las horas mencionadas. La lista de números cambia cada año. Esta medida también se aplica a taxis y buses, con la particularidad de que se extiende de 5:30 a 21 h y de lunes a sábado.

Bogotá no tiene metro (aunque están actualmente estudiando su construcción).

El precio del transporte en autobús, que se diferencia entre busetas y colectivos según el número de pasajeros que pueden transportar siendo las busetas algo más grandes que los colectivos, es actualmente de 1400 pesos, algo más de 0,50 euros.

La carrera mínima de taxi en Bogotá es de 3200 pesos, 1,30 euros.

El billete de Trasmilenio tiene un precio actual de 1700 pesos, 0,68 euros.

En Bogotá hay unos 50 000 taxis operativos. Son de color amarillo bastante bien identificable y en ocasiones es fácil comprobar que superan incluso a los vehículos privados en ciertos momentos del día y en ciertas partes de la ciudad.

Para subirse a una buseta o colectivo basta con pararlo con un gesto de la mano. Los buses paran en el lugar que tú elijas, tanto para subirte como para bajarte, lo que conlleva ventajas e inconvenientes. La ventaja obvia es que siempre uno puede elegir el lugar más conveniente para subirse o bajarse. Pero el inconveniente es cuando vamos montados, tenemos prisa y el conductor va parando cada cien metros para dejar subir o bajar a otros pasajeros. En algunos puntos de Bogotá se han instalado paradas fijas para los autobuses, pero son muy pocas.

En lugar de llevar un número de línea, las busetas y colectivos llevan un cartel con los lugares o calles más relevantes que se encuentran en su ruta, algo difícil de ver al caer la noche o difícil de identificar para los extranjeros novatos como yo.

Al subirse a una buseta o colectivo es recomendable aferrarse muy bien a los postes de sujeción, pues los conductores suelen conducir muy rápido, dando acelerones o pisando a fondo los frenos.

[Editado: añadido el 20/06/2011] ↓

Muchos semáforos no disponen de la caja luminosa con el indicador de paso para los peatones, de modo que hay que estar pendiente y mirar hacia las luces del semáforo que están destinadas a los vehículos para comprobar que están en rojo y cruzar la calle.

Sistema educativo

El Colombia el sistema educativo puede ser privado o público, pero el sistema público de escuela primaria e institutos tiene una reputación bastante negativa entre la población, no tanto por ser de una calidad deficiente, sino por estar frecuentado por personas de estratos bajos que no se pueden permitir pagar los costes de la escuela privada.

Paradójicamente, las universidades públicas son de las que mejor renombre ostentan. El motivo es que el acceso a éstas es extremadamente difícil.

Por lo tanto, la mayoría de estudiantes frecuentan universidades privadas, cuyos sistemas de acceso son más flexibles aunque sus tarifas sean astronómicas. En esta página pueden consultarse los precios por semestre de las carreras de la Universidad Javieriana, una de las privadas más famosas. Aquí está la lista de precios por semestre de las carreras de la Universidad del Rosario, también una de las más reconocidas. Y aquí, agárrense fuerte, los de la Universidad de los Andes, quizá la más prestigiosa de entre las privadas colombianas. Ahora, la cotización del par de divisas euro-peso colombiano se encuentra actualmente en algo más de 1 euro = 2600 pesos. Pero redondeemos un poco hacia abajo para curarnos en salud y digamos que 1 euro = 2500. Podemos entonces comprobar que estudiar dos semestres (o sea un año) de Economía en la Javeriana cuesta 14 148 000 pesos, o sea 5659,20 euros; la misma carrera en la Universidad del Rosario cuesta al año 14 712 000 pesos, o sea 5884,80 euros y en la Universidad de los Andes 21 300 000 pesos, es decir, 8520 euros. Ahora vayamos a España. La carrera de Economía cuesta al año en la Universidad Autónoma de Madrid unos 802,80 euros (13,38 euros x crédito x 60 créditos del primer curso = 802,80 euros) y en la Universidad Complutense hay que desembolsar unos 664,80 euros (11,08 euros x crédito x 60 créditos del primer curso = 664,80 euros). Sin embargo, estas dos universidades son públicas y, por tanto, ostensiblemente económicas. Veamos cuánto cuesta un año de Economía en dos de las universidades españolas privadas más prestigiosas. En la Universidad de Deusto ofrecen la carrera combinada de Derecho + Economía, que cuesta al año 7728 euros (5964 euros del módulo de Derecho + 1764 euros del módulo de Economía = 7728 euros). La otra universidad privada que he elegido es ni más ni menos que la Universidad Pontificia de Comillas, donde la carrera se llama Grado en Derecho y Diploma en Derecho de los Negocios y cuesta 10 551,93 euros (937,50 euros de matrícula + 9 mensualidades de 1068,27 euros = 10 551,93 euros). A pesar de las altas cifras de las matrículas de las universidades privadas españolas no hay que olvidar que el salario mínimo español es tres veces mayor al colombiano y, mas o menos igual ocurre con el nivel de vida y el precio de los bienes y servicios entre estos dos países. Por lo tanto, sólo puedo concluir conque en Colombia estudiar en la universidad es un lujo apto para unos pocos: la minoría fuertemente enriquecida y una clase media que tiene que endeudarse hasta las cejas para poder llegar hasta final de mes.

Además, para poder licenciarse hay que realizar 320 horas de prácticas (pasantías) habitualmente distribuidas a lo largo de un semestre. Las prácticas se pueden realizar tanto en la empresa privada como en la administración pública, no suelen tener ningún tipo de remuneración y consisten en 8 horas al día, lo que apenas deja abierta la posibilidad de frecuentar clases.

La matrícula de universidad se realiza cada semestre, lo que quiere decir que los estudiantes se matriculan dos veces al año. El precio por semestre de la carrera de Relaciones Internacionales en la modesta universidad privada Jorge Tadeo Lozano supera los 5 300 000 pesos, es decir, más de 2100 euros por semestre. Al año el desembolso es de más de 4000 euros, y eso que estamos hablando de una carrera modesta en una universidad modesta. Miren el precio de estudiar Medicina en la Universidad de los Andes.

Todo el mundo aquí me dice que en el mercado laboral colombiano es más difícil acceder a un puesto de trabajo si no se tiene un postgrado o máster. Aunque el precio de los másteres es muy heterogéneo, los másteres más interesantes no suelen bajar de los 15 millones de pesos, o sea unos 4000 EUR.

«Lavar el diploma» es una expresión usada frecuentemente por los estudiantes que han estudiado en universidades modestas o con poco renombre y que buscan «adecentar» el currículum vitae haciendo un máster caro en una universidad prestigiosa.

Lo que quiere decir que un estudiante medio ha tenido que invertir unos 90 millones de pesos (36 000 euros) para obtener una formación universitaria: 600 000 pesos (240 euros) por la tasa de licenciatura, 70 000 pesos (25 euros) la tasa del examen final de reválida oficiado por el Estado colombiano para poder licenciarse, 75 millones de pesos (30 000 euros) por los cinco años de carrera, más un máster o especialización de unos 15 millones de pesos. Todo ello sin contar con los gastos de transporte, libros y material universitario (fotocopias, cuadernos, etc.). En España un licenciado universitario con un máster discreto no tiene porqué invertir más de 8 o 10 mil euros en su educación superior (900 euros de matricula anual x 5 años = 4500 euros + 4000 euros de un buen máster = 8500 euros).

Una vez, hablando con una estudiante de Diseño Industrial, le pregunté si había pensado en el tiempo que le llevaría recuperar todo ese gasto universitario invertido. Ella se limitó a mirarme pensativa. No obtuve respuesta.

Seguridad

Bogotá es una ciudad poco iluminada, lo que pone las cosas más fáciles a los delincuentes para que cometan atracos y robos. Si eres objeto de un atraco o robo no te resistas e intenta fijarte bien en las características del ladrón para efectuar la denuncia pertinente.

Es recomendable salir a la calle con las pertenencias imprescindibles y el dinero justo. Las tarjetas de crédito, el reloj, el portátil, todo tipo de joyas y objetos de valor de cualquier tipo (bolsos caros) es mejor dejarlos en casa. También es recomendable caminar con paso firme, sin entretenernos a escribir mensajes en el móvil o a mirar a los pajaritos volar. Hay que estar atentos a las personas que se nos acerquen y es una buena idea caminar cerca de otras personas que nos inspiren confianza.

El paseo millonario es un tipo de robo que consiste en que la víctima sube a un taxi, éste se detiene poco más adelante donde se suben otras personas que intimidan a la víctima y lo roban.

Para evitar estos casos lo más recomendable es llamar a la agencia de taxis. Ésta te facilita el número de matrícula y una contraseña para verificar que el coche es de la agencia contratada y que el conductor pertenece a dicha agencia.

En mi opinión, la manera más segura de moverse por Bogotá es a través de la red de buses Transmilenio, un moderno sistema de transporte que emplea un carril exclusivo y que tiene paradas en los puntos más importantes de la ciudad. El inconveniente es que Bogotá es una ciudad enorme y el Transmilenio no llega a todos lados.

La policía y el ejército suelen hacer retenes aleatorios en carretera para localizar posibles delincuentes, guerrilleros, jóvenes en edad de hacer el servicio militar que no se han presentado a filas o han huido del cuartel, etc. La verdad es que al principio impresiona verte rodeado de militares armados que, eso sí, muy cortesmente te piden el documento de identidad.

Gastronomía

A mi humilde entender (y según mi aún más humilde paladar), en Colombia hacen unas de las mejores hamburguesas del mundo en la hamburguesería El Corral. Y eso que yo no soy un incondicional de la comida rápida. Pero es que son irresistibles.

También a mi humilde entender, aquí se hace una de las cervezas más ricas del mundo, la Club Colombia. Aunque también me parecen excelentes la Costeña y la Águila.

Mi plato favorito es la bandeja paisa, consistente en arroz blanco, patacón frito (una especie de plátano maduro aplastado y frito a modo de filete), judías pintas, huevo frito, una pieza de chorizo y otra de morcilla, una arepa pequeña, un trozo de aguacate, chicharrón y carne picada. No es un plato ligero, pero es delicioso.

Comer en la calle es casi irresistible. Prácticamente en cada esquina uno puede encontrar un puesto de ricas empanadas o arepas, o señores que venden una gran variedad de frutas frescas, siendo el salpicón (especie de macedonia) el producto estrella. Aunque a mí me entusiasma la ensalada de frutas, otra suerte de macedonia de frutas variadas a las que se les añade queso rallado y helado a gusto del cliente. Una delicia.

Colombia en general

Con 18 días festivos, Colombia es el país con más días de descanso de toda América Latina.

Los colombianos son personas exquisitamente cordiales, educadas y bienhabladas.

Colombia es un país donde la riqueza está dramáticamente mal distribuida. Prácticamente la mitad de la población (49,2%) vive por debajo del umbral de la pobreza.

El salario mínimo colombiano en 2011 es de 599 200 pesos, lo que equivale a unos 240 euros. En España es de 641,40 euros, casi tres veces más.

El precio del cine al lado de mi casa es de 9000 pesos (3,60 euros) los días normales y 5000 pesos (2 euros) los jueves por ser sesión reducida. Las pelis en 3D cuestan 12 000 pesos (4,80 euros).

Muchas personas viven de la venta ambulante y una de sus estrategias de marketing es increpar a los viandantes para que compren su mercancía. Esto me resultaba incómodo al principio, pues uno está acostumbrado a contestar siempre al ser interpelado y les decía a todo el mundo: «no, gracias», «no me interesa», «muy amable, no», «no se moleste…». Ahora hago como todos (a donde fueres haz lo que vieres) y no les presto atención.

Esta manera de ser increpado también ocurre en tiendas convencionales, por ejemplo, en centros comerciales. Si uno se acerca a la entrada, el dueño o el vendedor se te acerca y te dice: «bienvenido, siga» o «¿en qué puedo atenderle?».

Se dice que Colombia es en 2011 el segundo más feliz del mundo.

La burocracia en Colombia me resulta aterradora, y eso que en España no tenemos fama precisamente de disfrutar de una burocracia simple, rápida y efectiva. Lo que me hace pensar así es que para realizar algunos trámites es necesario acreditar con innumerables documentos que uno es quien es.

Por ejemplo, para acceder a un piso de alquiler no sólo hay que presentar los documentos acreditativos de solvencia económica en forma de extractos bancarios, nóminas, contrato de trabajo, sino que hay que aportar también prueba de solvencia de 2 fiadores (los que se harían cargo de los pagos del alquiler en caso de que yo no pudiera) debiendo tener uno de ellos al menos una propiedad inmobiliaria (para, dado el caso, poder embargar). Si el alquiler se realiza a través de inmobiliaria, ésta cobra al interesado en alquilar una tasa con la que se efectúa un estudio de solvencia. Si el estudio da resultados positivos ya sólo queda firmar el contrato, que debe hacerse ante notario plasmando al lado de la firma la huella dactilar tanto del arrendatario como de los fiadores.

También hay que plasmar la huella dactilar junto a la firma para realizar muchas transacciones bancarias.

En todo este tiempo viviendo en Colombia he aprendido que la sociedad colombiana está fuertemente estratificada y que muchos de sus juicios de valor los realizan tomando como filtro este sistema de estratificación. Es un hecho que no es igualmente considerado un candidato a un puesto de trabajo que se haya licenciado en la Universidad de los Andes, por poner un ejemplo de universidad privada de prestigio, que un candidato licenciado de la Universidad Libre. De modo que preguntar qué universidad se ha frecuentado es una forma de hacerse una idea del estrato social de una persona.

He podido apreciar unas diferencias sociales apabullantes; basta ir, por ejemplo, al Centro Comercial Andino situado en el norte (carrera 11 con calle 82) para darse cuenta de las dos Colombias. En los alrededores de ese centro comercial tenemos exquisitos comercios como Zara (extremadamente cara y con un estilo comercial que quiere acercarse a las marcas textiles de lujo) y Hugo Boss entre otras, restaurantes caros de más de 50 000 pesos el plato (20 EUR), con Mercedes, Volkswagens o Infinities de lunas tintadas dando vueltas por el lugar, hombres y mujeres con perfumes y ropas de marca, etc. Es como haber cambiado de país realmente.

La palabra indio es despectiva y a menudo se utiliza para insultar. El contexto más habitual en la que la he oído es en manejar como un indio, cuando se quiere indicar que alguien conduce mal su vehículo.

Colombia es el único país de América Latina con costas en el Océano Pacífico y en el Océano Atlántico. Y así se indica en el escudo nacional.

El ave nacional es el cóndor de los Andes, el ave voladora más grande que existe en el mundo. Lamentablemente se encuentra en vías de extinción.

La precariedad laboral, los bajos salarios y la inseguridad fuerza a muchos colombianos a abandonar el país. De entre todas las personas que he conocido en Colombia, no hay ninguna que no tenga a alguien más o menos cercano fuera del país.

En Colombia he visto los paisajes más espectaculares que nunca podría imaginarme. Y eso que he viajado poco debido a mi miedo a echarme a la carretera. De los fenómenos naturales que tengo más cerca destacaría el Salto del Tequendama es espectacular y lo sería aún más si no fuera porque el río que lo alimenta posee unos niveles de contaminación alarmantes.

He leído en el magnífico libro de William Ospina «En busca de Bolívar» que Colombia tiene la mayor variedad de aves del mundo.

El río Bogotá es uno de los más contaminados del mundo.

En Colombia he oído por primera vez llamar a España como madre patria. Algo que me ha sorprendido bastante.

También me ha sorprendido mucho el que el 12 de octubre, celebración del Día de la Hispanidad en España, aquí se llame Día de la Raza.

Cuando un colombiano imita el habla de un español siempre hace hincapié en la Z y en las S, diciendo algo así como: ezque joder, qué pasha tío, vamosh hombre, joder ezque…

Nunca he oído a un español intentar imitar el habla de un colombiano. A veces lo he intentado yo ante una audiencia colombiana, pero a pesar de los dos años que llevo aquí, estoy convencido que sin ningún éxito.

***

Bueno, aquí lo dejo. He repasado los datos de esta entrada con mi pareja, colombiana, y en general parece que los dos estamos de acuerdo con todo. Seguro que me dejo más cosas en el tintero, pero tampoco era mi intención hacer una tesis doctoral. Para la siguiente entrada voy a intentar hacer lo mismo con mi país, España. Vamos a ver qué tal sale. Después vendrán Alemania, Canadá e Italia (no sé si por ese orden). Si alguien cree que debería matizarse algún dato, por favor, que deje un comentario y estaré encantado de actualizar la entrada con su información.

Relacionado:

Publicado en Inmigración, Personal | Etiquetado , , | 8 comentarios

Las tareas de «limpieza» en Barcelona el 27/05/2011

Hay un montón de vídeos en la Red en los que se puede ver perfectamente la resistencia activa de los acampados (Conseller de Interior Felip Puig dixit) en Barcelona cuando el escuadrón de limpieza fue a barrer por allí el día 27/05/2011. Hay, digo, una cantidad inmensa de vídeos; sin embargo yo voy a dejarles estos pocos (aunque actualmente van apareciendo más testimonios, destacados por la comunidad internauta):

Pero sobre todo me ha gustado éste. Miren atentamente (imágenes algo fuertes a partir del minuto 2:00):

¿Han visto a la gente recibir palos? Verdad que sí. Pues es porque, como dijo en Conseller de Interior Felip Puig, se tuvo que llegar a la violencia por la violencia de los acampados que, entre otros actos deleznables, acorralaron a la policía y ésta no tuvo más remedio que actuar. Además, añadió que hubo unos ochenta heridos entre los manifestantes y, recalcó varias veces, treinta y tantos, entre los Mossos d’Escuadra. En fin, no sé lo que habrán visto ustedes en estos pocos vídeos, pero yo sólo veo a los mossos repartiendo hostias como panes a gente que está en el suelo con los brazos en alto. Es ver las imágenes y hervirle a uno la sangre por la impotencia antes semejante brutalidad, no sólo consentida por la cúpula jerárquica de las autoridades sino promovida por ella. Pero veo de nuevo las imágenes y pienso que cómo es posible que ante semejante provocación y abuso por parte de la autoridad a nadie de los allí presentes se les ocurriera defenderse. Es que la consigna era manifestarse pacíficamente, dice mi amigo.

Efectivamente, señores, así y así se limpia en Barcelona y lo demás es tontería. Yo no sé que es lo que ocurre en la Ciudad Condal, pero cada vez que sacan a la calle a la tropa de limpieza de los Mossos d’Escuadra se les olvida siempre las escobas y no les queda más remedio que barrer con las porras y las pelotas de goma. Y la verdad es que durante los últimos años se han ganado con razón la fama de ser los más «asépticos». No dejan nariz con cabeza ni brazo con antebrazo ni espalda o pantorrilla sin tatuar. Tampoco diferencian a los que protestan de los periodistas que van allí a cubrir los acontecimientos ni a los jóvenes de los viejos. Estoy convencido de que éste es el escuadrón de limpieza amado por la mayoría de países dictatoriales para «limpiar» sus plazas.

Es muy posible que a la cabeza de turco en la que se ha convertido el Conseller de Interior Felip Puig no le termine ocurriendo nada, a pesar de que la Asamblea Sol haya decidido llevarlo a los tribunales, o a pesar de haber sido duramente criticado por los manifestantes, o a pesar de que más de 66 000 personas hayan firmado una petición para destituirlo quien en rueda de prensa y preguntado si volvería a ordenar una intervención de semejantes proporciones su respuesta fue un tajante «sí», o a pesar de que, según parece, los mossos incumplieron gravemente el reglamento que rige sus actuaciones. Finalmente les dejo con este esclarecedor artículo del diario El País en que se habla de la catadura de persona que es este Felip Puig. Una vez leído entenderán mucho mejor las cosas.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Reflexiones sobre el #15-M y #acampadasol

He vivido en el extranjero toda esta fiebre popular espontánea del 15-M con una emoción única. Y no es la primera vez que algún acontecimiento de tal envergadura me pilla fuera de España. Por citar sólo unos cuantos ejemplos, cuando en 1997 residía en Alemania, mi primera experiencia fuera de casa, viví con estupor los acontecimientos entorno a Miguel Ángel Blanco; las Elecciones Generales en España de 2000 en las que el PP de Aznar arrasó me pillaron como estudiante de intercambio Erasmus en Italia; la manifestación contra la intervención en Irak en 2003 y los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid ocurrieron durante mi segunda residencia en Alemania, ya trabajando y estudiando.

De haber estado en Madrid durante esos días estoy seguro que habría asistido a Sol para apoyar la iniciativa de los indignados. Pero no pudo ser, y  una vez más tuve que calmar las ganas de regresar deglutiendo las noticias a través de los medios de comunicación, blogs y medios alternativos de información vía Internet. Mi primera reacción fue de incredulidad e indignación doble, y la plasmé en una entrada en la que arremetía contra los medios de comunicación tradicionales por la cobertura segada de los acontecimientos. La portada de Menéame (una página web en la que los usuarios envían, votan y promocionan noticias) era un hervidero de noticias provenientes de innumerables fuentes —todas ellas originarias de blogs y periódicos online alternativos— que iban relatando prácticamente en directo lo que estaba ocurriendo tras la convocatoria de manifestación el 15 de mayo pasado.

El hecho de estar en el extranjero mientras la gente «tomaba» las plazas de las ciudades más importantes de España me produjo una sensaciones encontradas. ¿Por qué? Pues porque incluso aquí en Colombia llegaron los ecos de esa especie de revolución ciudadana. Se convocaron concentraciones frente a la Embajada de España en Bogotá los días 19, 20, 21 de mayo (puede que incluso también el 22), los medios escritos tanto online como impresos dieron la noticia con el tratamiento propio de un evento lejano y algo anecdótico. Pero la guinda la puso el canal de televisión privado de difusión nacional RCN cuando solicitó a un profesor español de Historia de la Universidad de la Sabana que hablara y explicara lo que ocurría en España. Este buen hombre, de cuyo nombre no logro acordarme, vino a decir algo así como que las protestas de los indignados estaban promovidas por grupos de ultraizquierda y colectivos hippies (le faltó añadir perroflauta, pero aquí en Colombia nadie le habría entendido) que vieron la ocasión para montar su chiringuito. Con la intervención de este «señor» la sensación de rabia aumentó varios grados, al igual que la impotencia de no poder hacer nada salvo lo que estoy haciendo ahora: escribir sobre ello.

Politización y manipulación

Una de las preguntas que me he hecho estos días es cómo es posible que en ciertos sectores, principalmente conservadores, se critique tan fuertemente la manifestación ciudadana en forma de acampadas desde el día 15 de mayo. Independientemente de si la protesta se ha convertido en una excusa para que los grupos de ultraizquierda tomaran la calle e impusieran su hartamente criticado modus operandi (con talleres de pintura, danza, espiritualidad, etc.), lo cierto es que el saldo final de este movimiento es, en mi opinión, un potente aviso a la clase política y un precedente inquietante. Lo que la gente quería con aquella concentración espontánea era concienciar a los demás de que el sistema es injusto y está diseñado para perpetuar los privilegios de aquellos que controlan el sistema: los políticos, los banqueros, los grandes empresarios, los que de alguna forma ostentan el poder de influenciar en los demás.

Este movimiento espontáneo que surge de la imposibilidad de los ciudadanos de tragar más mierda y soportar más precariedad y por tanto de gritar por un mundo más justo tiene en cuenta a la totalidad de los ciudadanos, es más, precisa de todos los ciudadanos, independientemente de su sexo, raza, religión, procedencia e ideología. Este movimiento exige un sistema más justo para TODOS. Entonces ¿cuál es el motivo por el que el sector conservador manipuló de forma tan vergonzosa y burda?:

La charla

Hablando sobre este tema con un amigo llegamos a la conclusión de que a) no fueron sólo los medios de comunicación de derechas los que manipularon las protestas sino que fueron los medios de todos los signos políticos, también la izquierda:

b) que es cierto que los medios como Intereconomía (el primer vídeo de arriba), de haber una competición en zafiedad, se habrían llevado el primer premio.

Estas son las portadas de dos diarios conservadores el día 19/05/2011:

Yo creo que su encono puede estar motivado por dos razones:

  1. Que son estómagos agradecidos que no pueden morder la mano (de los lobbies) que le da de comer —por lo demás, algo común en todos los medios, independientemente de su inclinación política— o
  2. Que no entienden de verdad lo que está pasando, ni quieren entenderlo.

Porque lo que está pasando es sencillamente que los ciudadanos ya no aguantan más los abusos de la clase política y que han decidido organizarse para que esto cambie y el cambio sea más justo para todos. Repito: para TODOS. Lo interesante de este «TODOS» es que incluye de verdad a todos los ciudadanos, cualquiera que sea su preferencia política. Incluye también (agárrense fuerte) a la gente con ideas conservadoras.

Entonces mi amigo, que es de izquierdas de toda la vida, me dijo algo que me sorprendió y que inició el diálogo que transcribo a continuación:

— En el fondo la gente de derechas me parece más lógica y consecuente que la gente de izquierdas.

— ¿Cómo? ¿Desde cuándo alabas tú a los conservadores?

— Si lo piensas bien, es una verdad casi irrefutable. Estamos de acuerdo en que todos los medios de comunicación intentaron manipular la manifestación del 15-M y las protestas subsiguientes, ¿no?

— Sí, estamos de acuerdo.

— También los medios de izquierdas, si es que queda alguno.

— Cierto, si es que queda alguno.

—Tradicionalmente la derecha no se caracteriza por defender políticas sociales, sino más bien liberales, algo así como promover un sistema del tipo marica el último.

— ¿A qué te refieres con «un sistema del tipo marica el último»?

— Un sistema en el que el grande se come siempre al pequeño, un sistema en el que proteger y privilegiar a aquel que ya tiene privilegios, un sistema en el que quien accede al poder hará todo lo posible para retenerlo cueste lo que cueste, un sistema de la ley del más fuerte.

— Entiendo.

— Ahora, tradicionalmente también la izquierda se caracteriza por fomentar políticas sociales y defender a los débiles, ¿no?

— Tradicionalmente… y el teoría.

— Sí, claro.

— Entonces está claro que lo que no es lógico es que cuando el pueblo se harta y se lanza a las calles para exigir un mundo mejor como ocurrió el 15-M y los días siguientes, esta noticia fuera manipulada por medios de comunicación afines a la izquierda.

— Efectivamente, no es lo propio ni tampoco se entiende.

— Y, sin embargo, lo hicieron.

— Me temo que sí.

— La manipulación de los medios de derechas es más comprensible. ¿Cómo van a dar una noticia como la del 15-M si precisamente es ese tipo de noticias las que hacen daño a su ideología?

— Ahora entiendo porqué decías lo de que la derecha es más consecuente. Creo, además, que esto es lo que la hace más sólida frente a la izquierda. Aunque también creo que habría que matizar algo más. Si hablamos del votante de la derecha, puedo entender tu afirmación si éste votante es alguien de clase alta. En ese caso es normal que defienda a ultranza los ideales de la derecha porque es la derecha la que defenderá sus privilegios cuando esté en el poder. Pero…

— Ya sé lo que vas a decir —me interrumpió mi amigo—: ¿qué ocurre con el votante de derechas que pertenezca a una clase social baja, un mileurista, alguien como tú o como yo que por el motivo que sea, por ejemplo porque en su familia la mayoría ha sido siempre de derechas, él también lo es?

— Exacto. Ahí es donde yo quería llegar.

— Bueno, no sé. Yo ahí veo una incoherencia. Un votante de derechas de clase baja. Es algo paradójico.

— Sí, pero hay muchos. Yo conozco a varios.

— Imagino que esa gente vota a la derecha por inercia, porque su entorno es de derechas, por algún tipo de odio contra la izquierda. ¿Yo qué sé?

Canalizar la indignación

Estoy suscrito a listas de correos de #nolesvotes y recibo también información a través de Twitter sobre lo que ocurre en las acampadas de Madrid y Barcelona (entre otras). Además, mi hermana, que se ha pasado por allí, también me ha relatado cómo es el ambiente en la Plaza de Sol y más o menos me puedo hacer una idea. Algunas personas se quejan en los foros de que las acampadas se han convertido en territorio hippy y que la gente ha perdido el rumbo de lo que debería ser la esencia de la protesta. Es muy posible que en cierta forma haya ocurrido así, sobre todo cuando lo ocurrido se produce sin premeditación ni unas consignas definidas. Sin embargo, creo que aunque haya podido derivar en un campamento de colegas, creo que ésta es la única forma de empezar un cambio. El hecho de que haya sido un acto espontáneo implica que la protesta pueda resultar un arma de doble filo, es decir, que sea más susceptible de manipularse por grupos interesados con una ideología definida.

He leído en muchos blogs y correos de listas quejas de mucha gente que ve con tristeza —y algo de rabia también— cómo han derivado las acampadas en una especie de chiringuito hippy, gente que comprueba cómo lo que originalmente fue una reunión de personas indignadas se ha convertido en grupúsculos que practican el reiki, la meditación o imparten charlas de feminismo. Mi opinión es que esto no está mal siempre y cuando las asambleas no pierdan el norte. Hubo un momento en que la asamblea principal de Sol publicó un manifiesto con una gran cantidad puntos (que ahora no encuentro por ningún lado en Internet) pero que pronto fue simplificado en los puntos que originalmente sustentaron la indignación. En un grupo tan heterogéneo como la gente indignada que acampa en las plazas más importantes de España, lo mejor que podían haber hecho fue canalizar su indignación simplificando las reivindicaciones y los objetivos. Así, los curiosos que deciden pasarse por allí tendrán más fácil acceder a la información y a lo que se intenta transmitir.

Por lo tanto, veo normal lo que está ocurriendo, pero asimismo me sorprendo porque cada vez que da la sensación de que cuando las iniciativas se están saliendo de madre las asambleas rectifican inmediatamente. ¿Tiene sentido seguir acampados en las plazas? Pues bien, ahora leo con enorme agrado que están ponderando la idea de levantar las tiendas y transferir el modus operandi a los conjuntos vecinales. De esta forma se oxigena el movimiento, la gente que lleva días durmiendo en las plazas puede regresar a sus casas, descansar, refrescar las ideas, pero simultáneamente, al llevar la iniciativa a una circunscripción vecinal se puede llegar a mucha más gente sin perder por ello el mecanismo de coordinación adquirido. Me parece una idea estupenda, casi diría que brillante.

Conclusión

a) No nos dejemos manipular por los medios cualquier que sea su signo político. Busca tú mismo la información y en la medida de lo posible intenta contrastarla.

[Ejemplo: leer parte inferior izquierda de la portada de la razón el 28/05/2011]

b) Conciénciate y conciencia a los demás siempre desde el RESPETO de que este movimiento persigue un sistema y un mundo mejor para TODOS.

c) Que el hecho de ser ciudadano no implica sólo estar bajo el imperio de la Ley —tener derechos y obligaciones— y poder votar cada cuatro años. Ser ciudadano implica algo que muchos olvidan o que incluso desconocen: tener conciencia ciudadana y conciencia social. Es decir, lo que tú hagas afecta a los demás y lo que los demás hagan te afecta a ti. Esta es una de las leyes naturales de vivir en sociedad.

d) Que ésta puede ser una ocasión única de intentar cambiar la situación de injusticia y precariedad, y que no debemos desaprovechar, pues como puede comprobarse a lo largo de la historia pocas son las veces en las que la sociedad logra mentalizarse y concienciarse por conseguir un fin común. Detalle éste que la clase política y de poder tiene muy presente.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cambiar al sistema desde el sistema

Hablando ayer con un amigo sobre las protestas en la Plaza del Sol y su repercusión en los medios y en la mentalidad de la gente llegamos a la conclusión de lo siguiente:

  1. Lo que está pasando en tantas plazas de las principales ciudades de España era algo que tenía que ocurrir tarde o temprano. La clase política ha ido demasiado lejos, la cuerda se ha roto. La gente está más que harta.
  2. Puede tratarse del comienzo de algo importante, de algo que puede llegar a cambiar el mundo si este movimiento espontáneo se contagia fuera de nuestras fronteras, como así parece ser.
  3. La espontaneidad, la heterogeneidad y la desvinculación de todo tipo de partido político o sindicato por parte de los manifestantes convierten a este evento en algo impredecible, único y muy difícil de asimilar por los poderes políticos y mediáticos.
  4. La consistencia y claridad de ideas de los manifestantes (ejemplos como Cristina, madre de 46 años o este joven anónimo de 19 años) hacen pensar que es posible cambiar algo, es un impulso de esperanza para todos. Por primera vez en mucho tiempo veo a la gente realmente motivada, informada, tolerante y al mismo tiempo firme y comedida en sus actos. Esto, para mí, ya convierte esta situación en algo histórico en España.
  5. Los intentos de manipulación por parte de los partidos políticos, adhiriéndose a los manifestantes, o de los medios informativos, desacreditándolos (un ejemplo, y otro ejemplo, en el minuto 6:58) resultan demasiado obvios y producen el efecto contrario al pretendido. Resultan verdaderamente patéticos.
  6. Este movimiento popular NO promueve la abstención ni el voto en blanco.
  7. Tampoco incita al voto de ningún partido.
  8. Este movimiento procura inculcar en la ciudadanía el voto responsable.
  9. Procura castigar el bipartidismo, caras de la misma moneda.
  10. Lucha por obtener un sistema más justo para todos, tanto para la gente de ideología de izquierdas como de derechas.

Y la mejor forma de hacerlo es como lo están haciendo, de forma pacífica, organizada, plural, libre: cambiando el sistema desde el sistema.

Qué rabia me da no poder estar ahí para aportar mi pequeño grano de arena, pues no me cabe duda de que todo los que pasan las noches en la Plaza de Sol están defendiendo y luchando por una situación mejor PARA TODOS. Gracias, de vedad.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , | 1 Comentario